Los maravillosos efectos secundarios de enamorarse

Una de cal y otra de arena. Así podríamos resumir los efectos secundarios de enamorarse, un estado de enajenación mental transitoria que te hace ver la vida de otra manera, más bonita, por supuesto, y que te hace tocar la felicidad con las manos. Pero ya habrás comprobado que el enamoramiento tiene unos efectos colaterales que a veces se convierten en daños y que no te importa sufrir. Atenta a los maravillosos efectos secundarios del amor.

Los efectos secundarios del amor

Nadie sale indemne de un enamoramiento, para bien o para mal. Puedes salir de ese estado con una relación de pareja o puedes salir totalmente devastada si se trata de un amor no correspondido. Porque el enamoramiento es un huracán de emociones y de cambios en el organismo que no podemos controlar. ¿Sabes cuáles son los efectos secundarios de enamorarse?

1Falta de concentración por enamoramiento

Comenzamos con uno de los efectos secundarios negativos de enamorarse, que es la falta de concentración. No te puedes concentrar ni en tus estudios, ni en tu trabajo, ni en tus obligaciones, ya que una fuerza sobrehumana lleva a tu mente a estar permanentemente pendiente de tu objeto de amor.

2Euforia de amor

La parte positiva es la euforia que te produce el enamoramiento. Te sientes más viva, más enérgica y sueles llegar a la euforia. A pesar de las tórridas noches sin dormir de los primeros tiempos, estás llena de fuerza y te ves capaz de cualquier cosa. Tus fuerzas y tus ilusiones se ponen en marcha y pareces imparable.

3El enamoramiento te ciega

Sí. Cuando dicen que el amor es ciego, es por algo. El enamoramiento te crea una especie de pantalla ilusoria o fantasiosa que te impide ver la realidad. ¿Eso es positivo? No vamos a entrar en debates, porque queremos que disfrutes de esta visión tan maravillosa de tu amado, pero queremos advertirte que antes o después se te caerá la venda de los ojos y puede que te lleves más de una sorpresa.

El amor cambia el ritmo cardíaco

Que el corazón es el órgano encargado de enamorarte no hay duda, por eso tiene sentido que ritmo cardíaco cambie cuando te enamoras. Generalmente se acompasan ambos ritmos o, ¿no te has dado cuenta de que tus latidos del corazón y los de tu pareja van a la par? ¡Es tan bonito el amor!

5Enamorarse reduce el dolor

Si estás enamorada, piensa un momento: ¿te duele algo? Seguro que no. Ni las contracturas, ni la cabeza, ni el estómago, ni nada de nada, porque enamorarse también activa las áreas cerebrales que reducen el dolor. Reserva el ibuprofeno para cuando se te caiga la venda de los ojos.

6El amor te hace más valiente

Enamorarte te hace ver la vida de otra manera y también a ti misma. Ahora eres más valiente, puedes con todo, te atreves con todo y eso es fantástico. Aprovecha mientras dure esta euforia de amor. Pero cuidado, porque ser más valiente, a veces implica ser más temeraria, así que posterga cualquier decisión importante hasta que se te pase este estado.

7Enamorarte sube la autoestima

Nuestro efecto secundario favorito de enamorarse es que sube la autoestima. Ahora te ves más fuerte, más capaz, más interesante, más atractiva y más valiosa. Procura retener todas esas sensaciones, que también son reales, para cuando el subidón del amor se pase.

Y para ti, ¿qué efectos secundarios tiene el amor?